miércoles, 4 de junio de 2008

QUE ME ENTIERREN EN MI INVENTO


CORTESÍA DE JPAULO

Este ingeniero químico y de almacenaje de alimentos, estaba tan orgulloso de si invento, pidió que parte de sus cenizas fueran sepultadas en el. Este invento es uno de esos famosos tubos de cartón de papas fritas que son hechas de de forma uniforme.

Fredric J. Baur, originario de Cincinnati, murió el 4 de mayo a los 89 años. Sus hijos decidieron cumplir sus deseos y enterrar parte de sus restos en una caja de papas fritas, en una tumba del cementerio de Springfield.

Su hijo mayor se quedará con el resto y las guardará en la típica hornacina destinada a este tipo de cosas, según informó la hija de Baur, Linda.

Baur químico orgánico y técnico de la industria alimentaria, especializado en investigación y desarrollo de control de calidad de la compañía Procter & Gamble, pidió la patente del envase curvo de patatas en 1966. Le fue concedida en 1970 y se retiró en los 80

Ya ni la chinga, imagínense si cada inventor fuera sepultado en si propio invento? Por ejemplo, el inventor de la clásica botella rellenable de leche, o la caja de zapatos o el del condón... si que estaria curioso asistir a esos sepelios, no lo creen?

4 comentarios:

Asguate dijo...

Pos cada loco con su tema, por ahi les digo que el suscrito invento las monas inflables he, pa que me manden con unas dos.

Pobre del guey que invento los dildos, jajaja

Arkana dijo...

Seguramente el dildo lo inventó una mujer jijijiji.

Pero a mi, que me entierren dentro de mmmm...

Se los dejo a su imaginación XD.

Jajaja, chido liro =).

Tecuhtli Château dijo...

jja el del condón !!! no kisiera ser ese wey

vick dijo...

pinchis papas estan bien malas...